Todo lo que debes saber sobre las impresoras 3D

Hoy estrenamos esta nueva sección de 3D, en donde os contaré mi experiencia con estas impresoras que son tendencia en los últimos años. Hace unos meses me apunté a un curso que impartió una empresa que se dedica a la impresión en 3D, esta tecnología me había llamado siempre la atención y cuando vi la oportunidad de aprender como funciona las impresoras 3D e imprimir en ella no me lo pensé dos veces, para allá que fui y me apunté.

Y es que hoy en día se puede imprimir casi de todo con una impresora 3D, desde una casa hasta un juguete, cualquier tipo de objeto de decoración o pieza que se nos ha roto y queremos sustituirla, incluso comida!! sí lo habéis leído bien, comida! y os estaréis preguntando pero qué tipo de alimentos se pueden pasar por una máquina como estas y luego comerse, pues sí, se introduce los ingredientes que queramos y nos imprime un plato listo para comer, una empresa española, entre otras, Foodini ya tiene lista sus impresoras para servirte tu comida favorita . Y otra sorpresa…. ¿una impresora que imprime figuras de chocolate? pues también y es que como estáis viendo esta ya todo inventado :).

Si estáis interesados en haceros con una impresora 3D habréis visto los precios que rondan actualmente en el mercado y es que si recordáis los precios que tenían hace unos años atrás han bajado los precios considerablemente, esto es debido a que en el año 2009 vencieron las patentes para las impresoras 3D basadas en el modelado por deposición fundida (FDM) que más adelante os explicaré y en febrero de 2014 expiró la patente de las impresoras con tecnología SLS, por lo tanto, han bajado los precios, ha aumentado la cantidad y la calidad de la oferta haciéndolas mucho más accesible al público, rondando una impresora normalita por unos 450-600 euros, incluso puedes encontrar alguna más barata en apps de compra-venta de segunda mano tipo Wallapop.

Se prevee que en un futuro próximo exista al menos una impresora 3D por vivienda y el público pueda imprimir lo que necesite en cada momento sin tener que ir una tienda a comprar lo que necesite, se supone que lo que se venderán son los archivos descargables, es decir, que iremos a una tienda online y descargaremos el objeto que necesitemos y lo mandemos a imprimir a nuestra impresora que tendremos en casa, incluso los muebles los descargaremos e iremos a un local con una impresora industrial para imprimir nuestra mesa ¿qué os parece? si tenemos la suerte de saber manejar los programas de modelaje 3D podríamos ser los diseñadores de todo lo que tengamos por casa. Imaginaos que se rompe una pieza de la ventana de vuestra casa o del frigorífico y puedes imprimir la pieza de repuesto que necesitáis, una pasada ¿a que sí?

Básicamente existen 3 tecnologías que son las más comunes en las impresoras 3D, hay más, pero yo os voy a explicar las 3 que son las más orientadas al público y que económicamente es más probable que estés buscando.

1-Por deposición de material fundido FDM (Fusion Deposition Modeling)

Esta es la impresora 3D casera, la más asequible. Los materiales de impresión, los filamentos, son ABS un plástico muy resistente y PLA un polímero biodegradable formado a partir de maíz, restos de patatas y otros compuestos orgánicos. Es fácil diferenciar si estamos ante ABS o PLA, el PLA al fundirse huele a palomitas, si si, huele a maíz, mientras que el ABS cuando se funde huele a plástico puro y duro. En este tipo de impresiones, si vamos a imprimir una pieza algo complicada, necesitaremos soportes para que el resultado sea el correcto, y al terminar los retiraremos.

¿Qué diferencias hay entre ABS y PLA?

El ABS es muy resistente, lo que lo hace óptimo para aplicaciones industriales. Necesita una temperatura de fundición de 230º -240º, además la cama (la base) de la impresora debe ser calefactable y se tiene que calentar unos 70º u 80º para evitar el warping ese gran enemigo de la impresión 3D. Warping es el efecto que puede producirse de pandeo en una pieza, sobre todo suele pasar en piezas de grandes medidas. Y es que este problema nos puede llevar al traste horas y horas de impresión, por eso debemos de prestar especial atención cuando imprimamos con ABS y sobre todo utilizar cinta kapton (una especie de papel celo que resiste temperaturas altas) pero hoy en día su precio no es lo bastante económico. Mi truco es utilizar laca para la fijación de la pieza a la cama de la impresora 3D en lugar de cinta kapton y la mejor de todas es la laca de la marca Nelly, la de toda la vida, impregnamos bien la cama antes de comenzar la impresión y funciona de maravilla, cuando termine de imprimir la pieza retiramos el cristal y la despeguemos con ayuda de una rasqueta, como la de limpiar vitrocerámicas.

El PLA sin embargo, necesita una temperatura de fundición de unos 220º aproximadamente y no es necesario tener cama calefactable pero si la tuviésemos no haría falta calentarla, simplemente con no calentar la cama estamos ahorrando un montón de energía y no gastaremos tanta luz. Con PLA el efecto de warping es mínimo, vamos, a mi no me ha pasado todavía. Otra diferencia es el acabado, con PLA el acabado es más fino, con más calidad, pero aguanta menos la temperatura y si lo queremos pintar o pegar cuesta más que si fuera ABS.

Hay muchos otros tipos de materiales en el mercado como son los de tipo: policarbonato, flexibles, polietileno de alta densidad, nylon, laywood (simil a madera), laybrick, termocromático, fluorescentes, teclase… . A veces tendremos que tener un tipo de extrusor específico para un material en concreto.

Dron impreso con técnica de deposición. Hacer clic para descargar modelo.

Dron impreso con técnica de deposición. Hacer clic sobre la imagen para descargar modelo.

2-Otra tecnología es la de por inyección llamada SLA (Steredithography)

Esta impresora consta de un recipiente lleno de resina fotosensible y a través de golpes de láser con luz ultravioleta solidifica la resina, la impresora va desplazándose y va creando la pieza, parece como si la pieza saliera del fluido, os recomiendo que veáis el vídeo que viene a continuación porque es una pasada.

3-Por sintetización selectiva por láser SLS (Selective Laser Sintering)

También es una impresión por láser como su nombre indica pero el material es en polvo, no en líquido como en SLA. El láser impacta sobre el polvo y funde el material solidificándolo (sinterizado). Los materales en polvo son el poliestireno, el nylon, los materiales cerámicos, el vidrio  y los metálicos.

 

Como habréis podido adivinar después de terminar el curso de impresión 3D compré la impresora con la que había impartido el curso, sí…no me pude resistir jeje. Al inicio de curso nos dieron un kit de impresora para construirla nosotros mismos. El modelo de impresora 3D es una P3Steel de Kitprinter3d. Al ser un kit y no venir montada la impresora sale más económica que si compras la impresora ya montada y lista para imprimir, además os tengo que decir que viene con un manual de montaje y no es nada difícil construirla, entenderéis mejor como funciona y encima os ahorráis un dinerillo. Por supuesto esta impresora es de la primera tecnología que os he hablado, por deposición de material fundido, las más asequibles pero que puedes hacer cosas increíbles.

kit-impresora-3d-prusa-i3-steel-pro-easy-build

Mi modelo de impresora

Espero haberos ayudado a saber algo más sobre las impresoras 3D y ya sabéis si tenéis alguna duda o cualquier sugerencia lo dudéis en comentarlo. Hasta la próxima SamSoftit@s!